Nueva estafa cuentas bancarias Un nuevo método utilizado por los cibercriminales.

  Siendo una de las actividades que por desgracias son recurrentes en muchos países, el fraude bancario ha resultado un aspecto preocupante para las entidades estatales. Las estafas mediante entidades bancarias en muchas oportunidades pueden dejar miles de víctimas involucradas y que sin ningún aspecto legal puedan recuperar su capital.

  Siendo este un aspecto grave y muy recurrente en la sociedad, gracias a los avances tecnológicos se ha podido detectar estas estafas en algunas oportunidades, es por ello, que a continuación te ofrecemos un recorrido con respecto a las estafas mediante entidades bancarias y algunas señales que puedan determinar si se está siendo víctima de una.

¿En qué consiste una estafa mediante entidades bancarias?

  El fraude bancario o mejor conocido como estafas bancarias es un delito que son realizados por parte de funcionarios a nivel interno y que se encuentran prestando servicios en la entidad o por grupos vandálicos especializados en la filtración de datos externos a la entidad que acceden a información clasificada de los usuarios de dicha entidad.

  A pesar de que en tiempos anteriores no se contaba con el gran acceso a la web y a dispositivos tecnológicos que actualmente se tiene, esta modalidad de estafa es originada desde los inicios de la banca en el mundo. Donde por estar iniciando, existía una gran brecha de filtración de información y muchos usuarios se vieron afectados pero con la llegada de la web y las habilidades de muchos cibercriminales, también ha sido posible burlar filtros de seguridad y seguir cometiendo este tipo de estafas.

  Aunque la tecnología ha sido herramienta utilizada para llevar a cabo procesos de hackeo de entidades bancarias, esta mismo ha contribuido a favor de la justicia permitiendo generar plataformas mucho más sólidas y con grandes filtros de seguridad que impiden la filtración de información.

Tipos de estafas por medio de entidades bancarias más frecuentes en la actualidad.

  Aunque no lo parezca, el cibercriminal puede llegar a los datos bancarios de un usuario de diferentes maneras, estas se pueden distribuir en falsos avisos, paginas maliciosas que al acceder roban información relevante como cuentas y contraseñas de banco y otras estrategias que resulta ser más envolventes al momento de realizar la estafa. Dentro de los tipos de estafas por medio de entidades bancarias se encuentran:

El Phishing o usurpación de identidad.

  Una de las alternativas más utilizadas por ciberdelincuentes es la usurpación de identidades, en este caso no de personas naturales sino de entidades bancarias con gran cantidad de usuarios. Por medio de este tipo de estafa, este criminal puede lograr obtener información clasificada de usuarios de una entidad bancaria envolviendo por distintos métodos a los mismos.

  Por lo general el phishing es cometido mediante la clonación de sitios oficiales de las entidades bancarias, también pueden ser llevados a cabo mediante llamadas telefónicas o mensajería de texto donde incentiven al usuario a acceder a alguna página o portal fraudulento. Un poco más detallado, en este tipo de estafa se puede lograr conseguir datos como número de tarjeta, contraseñas de seguridad, usuarios bancarios e incluso hasta códigos de confirmación.

  Las entidades bancarias no utilizan este tipo de métodos para solventar algún inconveniente con algún usuario y es completamente ilegal solicitar información tan explícita como contraseñas o códigos de verificación.

El pharming, un método más sofisticado.

  Este otro método de estafa utilizado involucrando entidades bancarias son aquellos donde su elaboración se encuentra más sofisticado y donde cuidan mayormente los detalles. El pharming consiste en incentivar a los usuarios de una entidad a ingresar datos dentro de una plataforma fraudulenta que a simple vista es completamente idéntica a la plataforma original.

  Esta tipo de estafa permite acceder por medio de un portal web a datos importantes para realizar movimientos dentro de una entidad bancaria, otorgándole dichos datos a los usurpadores el total control de las finanzas de cualquier usuario.

Key Logger o registradores de claves:

  Otro método aún más elaborado resulta ser la creación de software que permite el filtrado de información como contraseñas y códigos bancarios. Los Key Logger son aquellos sistemas elaborados que permiten almacenar de forma paralela toda la información que es introducida por el usuario sin dejar rastro aparente. Es una modalidad que mediante a ejecución de páginas en segundo plano permite el clonado de la información y además el acceso a todos los datos pertinentes.

¿Cómo detectar que se está siendo estafado financieramente?

  Cuando de estafas se trata, el usuario debe encontrarse alerta a los pequeños detalles que puedan ser claves para detectar que quieren filtrar tu información, para ellos el mismo debe tomar en cuenta algunas consideraciones que seguro serán útiles para no verse inmerso en situaciones fraudulentas:

Nivel de intereses a generar:

  Normalmente a las estafas que involucran entidades bancarias muchas veces no se determinan desde ella, en muchas oportunidades el cibercriminal se dirige al usuario con la intensión de ofrecerle al usuario la posibilidad de generar ingresos mediante webs fraudulentas y donde es necesaria la introducción de cuentas bancarias como contraseñas de las mismas.

  Esta debe ser una señal de alerta para los usuarios, y es por ello que como recomendación se investigue a fondo la trascendencia de los grandes ingresos que se ofrecen y la legalidad de la empresa con la que se realizará el negocio.

Solicitud de claves y códigos de seguridad:

  Este por supuesto no son datos que las empresas deben solicitar si no que se quiere es depositar dinero, ninguna entidad le pedirá a los usuarios sus contraseñas ni mucho menos códigos de verificación al ingresar al banco. Por esta razón es importante verificar lo que se le está otorgando a la página y si en algún momento se le solicita claves bancarias, sin dudas es una estafa.

URL del portal resulta no ser los oficiales:

  Un aspecto clave para poder detectar una estafa mediante entidades bancarias sin dudas es la dirección del URL, los originales son sitios donde al principio inician con el nombre de la entidad o por lo general son sitios verificados por el gobierno del país. En caso de visualizar un URL distinto y donde existan muchos enlaces de compartimiento sin dudas es un portal fraudulento.

En caso de haberle proporcionado tus datos al estafador…

  El usuario puede verse estafado de diversas maneras, bien sea por acceso de tarjetas de crédito o débito o intentando acceder mediante la plataforma oficial de la entidad bancaria, en estos casos, el usuario debe comunicarse de forma inmediata con la entidad bancaria involucrada para notificar que ha sido víctima de estafa financiera y así proceder a la extracción o bloqueo de activos.

  Esto con el objetivo de impedir que el estafador pueda retirar los fondos y acceder a las cuentas del usuario víctima.

.

.

Las denuncias de otros usuarios estan cargando...
OK | Más información | Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.